¡vence para siempre la timidez!

Publicado en por erika y paula

A todas, en determinado momento, nos ataca la timidez… pero hay chicas a la que de plano las paraliza, les pone la mente en blanco y les impide actuar, por lo que infinidad de oportunidades se les escapan de las manos. Si éste es tu caso, toma en cuenta estos consejos para que sepas cómo manejarla:

¡No seas negativa!

  1. Muchas veces, cuando nos vamos a enfrentar a una situación complicada, invadimos nuestra mente con todo tipo de pensamientos negativos como "me va a ir mal", "no lo voy a lograr", etc., que sólo logran paralizarnos más. Por eso, detente un momento cuando estas ideas invadan tu cabeza y analízalas, considerando que lo más probable es que no tienes motivos para pensar así. Esto te ayudará a transformar estos pensamientos negativos en otros positivos y optimistas, los cuales te ayudarán a enfrentar de mejor manera las situaciones intimidantes.

Tómatelo con calma

  1. En los momentos intimidantes, las emociones toman el control de nuestro cuerpo y hacen con él lo que quieren, logrando que nos sintamos más asustadas. Para detener la serie de reacciones que se producen en tu organismo, respira, relájate, inhala y exhala calmadamente varias veces y desvía tu mente a pensamientos y cosas agradables.

Olvídate de los demás

  1. Piensa que los otros no saben lo que estás pensando, por lo que si tú eres capaz de mostrarte segura de ti misma y tranquila, los demás percibirán esta imagen de ti y tu intervención será un éxito.

Quiérete a ti misma

  1. La timidez está directamente relacionada con la confianza en nosotros mismos. Cuando nos da temor enfrentarnos a los demás, es porque consideramos que no valemos lo suficiente como para interesar, agradar o gustarle al resto. Así que mejor esfuérzate por rescatar y sacar a la luz continuamente tus características positivas y tus cualidades.

Enfrenta tus miedos

  1. Una buena forma de comenzar a desafiar tus miedos, es practicando pequeños cambios en tu vida cotidiana, por ejemplo, no agaches más la mirada cuando hablas, toma la palabra en conversaciones de grupo o simplemente pregúntale la hora a un desconocido. Estas pequeñas actitudes te harán ganar confianza, soltura y seguridad en ti misma.

Etiquetado en consejos

Comentar este post